Blockchain

¿Qué es Blockchain?

Blockchain es una tecnología diseñada para administrar un registro de datos online, caracterizada por ser transparente y prácticamente incorruptible.

¿Cómo funciona?

En lugar de tener información centralizada en una sola computadora, y con unos pocos usuarios con capacidad de modificarla, una cadena de bloques está replicada a lo largo de toda una serie de equipos, bajo un modelo de red de pares que agregan datos solo a partir del “consenso” (acuerdo) de las partes.

  1. Alguien realiza una operación (conocida como transacción) en la blockchain.
  2. Esa transacción se envía a una red de pares, formada por varias computadoras (nodos).
  3. La red de nodos verifica tanto que la transacción esté firmada como que el usuario tenga recursos para enviarla.
  4. Una vez verificada, se combina con otras transacciones para crear un nuevo bloque de datos
  5. y el nuevo bloque se agrega a la cadena, quedando ésta replicada en todos los nodos de forma permanente e inalterable.
  6. Así, la transacción queda finalizada (completada).

Red distribuida

En una red de blockchain, todos los nodos que sellan transacciones (llamados selladores o mineros) están comprometidos a contribuir con el mantenimiento y el procesamiento del registro. Y lo hacen bajo una plataforma distribuida: una estructura confiable y que puede sobrevivir tranquilamente si una de las partes de la red se ve comprometida.

En redes centralizadas, el ataque a un nodo crítico pondría en riesgo a toda la estructura.

Características

Por su naturaleza, blockchain permite realizar una serie de operaciones combinadas que por primera vez se pueden utilizar de manera conjunta en el mundo digital.

Poder garantizar en cada transacción la identidad de las partes involucradas, ya que todas las transacciones son firmadas criptográficamente.

Certificación de la fecha y hora de la transacción.

La información es inmutable e inalterable: no es posible modificarla ni borrarla.

Toda la información almacenada en la cadena es completamente auditable: se incorpora de forma pública y visible para todos los usuarios.

Blockchain funciona sin intermediarios: no hace falta una persona, empresa o institución que legitime la información guardada en la cadena, ya que es segura por naturaleza.

De la misma forma que en un libro contable, las entradas no se pueden borrar o modificar, solo agregar. Una blockchain siempre suma nueva información, crece permanentemente.